jueves, 27 de septiembre de 2007

Uribe dice ante la Asamblea General de las Naciones Unidas que en “Colombia no hay paramilitarismo”

El Presidente aseguró que en el país aún quedan 11.000 “terroristas” –en referencia a las Farc y al ELN- pero que durante su administración le puso fin a las “organizaciones privadas criminales” del paramilitarismo.
.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, indicó en la mañana de este jueves en las Naciones Unidas que todavía quedan en su país alrededor de “11.000 terroristas” pero negó enfáticamente que siga existiendo el paramilitarismo. (extraído de semana.com)
.
Lástima que no hubiera habido ningún representante del pueblo colombiano en la ONU que hubiera hecho al señor Uribe ciertas preguntas, como por ejemplo:
.
¿Quiénes, señor Presidente, son entonces los que amenazan y desaparecen a los estudiantes que alzan su voz contra las políticas de su gobierno?
.
Por culpa de quienes, honorable mandatario, es que Colombia sigue mostrando los peores indicadores en el mundo en términos de persecusión al sindicalismo?
.
¿¿¿¿QUIENES INTEGRAN LAS NOVEDOSAS Y TRISTEMENTE CELEBRES AGUÍLAS NEGRAS????
.
¿Quien persigue y asesina a los lideres e integrantes de las comunidades indígenas, Presidente?
.
¿¿¿Acaso la Fiscalía General de la Nación no probó, hace poco más de 2 semanas, que dos de los líderes más importantes del paramilitarismo seguían delinquiendo a su antojo desde la carcél, señor Presidente???
.
¿¿EN QUE CONSÍSTE, DIRIGENTE DE COLOMBIA, LA DENOMINADA "TERCERA O NUEVA GENERACIÓN DE PARAMILITARES??
.
¿Acaso las "Águilas Rojas", "Frente Social por la Paz", "Manos Negras", "Organización Nueva Generación" (entre otras) están integrados por demócratas armados de solo argumentos?
.
¿No leyó, señor mandatario, el informe de ACNUR (Naciones Unidas) que asegura "En Cundinamarca, "El Pájaro" copó los espacios dejados por "El Águila", su antiguo jefe (...) René" se voló de Ralito y está reclutando"?
.
Esperamos que tan increíble zarta de falaceas no haya sido tomada en serio por los pocos asistentes a la reunión de la mañana del jueves en la sede de la ONU, el presidente vuelve a Colombia convencido de su influencia sobre los mandatarios relevantes en el orden capitalista mundial, que traduciría en ayuda armamentista y recursos para la guerra que realiza con gusto el brazo armado de su gobierno -legal e ilegal- contra el pueblo, en todo caso, eso esta por verse...

8 comentarios:

calarca dijo...

Calarca.
Había una vez un país, en el que se podía pensar, y no era Colombia.
Un país, en el que se podía protestar y no era Colombia.
Un país, en el que había justicia social y claro, no era Colombia.
Un país digno, soberano, libre y no era Colombia.

Y había otro país,
Un país en el que el estado podía matar y ese si era Colombia.
Un país, en el que el estado podía desaparecer partidos políticos enteros y ese también era Colombia.
Un país, en el que el estado podía desplazar a miles de campesinos y ese era Colombia.
Un país, indiferente, arrodillado, ciego y sordomudo y ese era Colombia.
Un país, donde era permitido y aplaudido, fraccionar a indígenas con motosierras, expropiar miles de hectáreas, para consolidar un régimen neofeudal. Y ese era también nuestra amada Colombia.
Una Colombia en donde, nosotros como pueblo, permitimos que la derecha la ultraderecha, aquella que patrocinan nuestros grandes y muy amados monarcas modernos (Julito, Charlitos, Alvarito, y demás) y nuestra pujante industria foránea (Chiquita, Drumond, etc..), nos ahogara y nos enfrentara en una sangrienta guerra fraticida.

Si compatriotas nos lavaron el cerebro, yo creo que en Harvard, Oxford, y hasta en los Andes les enseñan a nuestros futuros dirigentes como manejar a este pueblo, educado bajo la luz de unos medios de comunicación al servicio del estado, les enseñan como llevarnos como becerros al matadero, como hundirnos en una dimensión desconocida al calor de una cocacola.

Si compatriotas esa es nuestra Colombia.
Una Colombia en la que la zurda fue arrancada, a sangre y bala, y no paso nada, nadita, nada, peroooooo. Hay esperanza desde hace 40 años en las montañas de Colombia existen una raza guerrera de Colombianos que no se arrodillaron ante el régimen político de la derecha masónica de nuestro país, una raza de valientes que cambiaron las piñatas de nuestra amada clase dirigente, en donde se rifan: tierras, vidas, contratos, etc..Las cambiaron por botas pantaneras, por la clandestinidad, por la dignidad, y en algunos casos, como el de nuestro querido TIGRE PLAYONERO (Simón Trinidad), por la cruz de la prisión.

La, la, la, la, la,,.. Habia una vez, , la, la, la, la,.

Horacio dijo...

Cuando se habla del acuerdo para el intercambio humanitario, pareciera que muchos no entienden, o mejor no quieren entender, las implicaciones de esa expresión.

Viéndolo con detenimiento el acuerdo significa poner en la misma sintonía al Estado legítimo colombiano con las FARC, es decir, obligar al gobierno de turno (cualquiera que sea) a doblegarse hasta poderse ubicar en el mismo nivel de los terroristas para convertirlos en interlocutores.

Esto explica, de alguna manera, los motivos que han tenido el Polo Democrático Alternativo y las FARC para tratar de ensuciar el nombre del país, pues así pueden dejar la impresión de que el acuerdo sería algo como un pacto entre delincuentes: las FARC y la nación colombiana representada en el gobierno de turno. Además, esa asimilación pasa por alto un detalle fundamental: El actual gobierno representa a 7 millones de colombianos y muchos de esos votos, la gran mayoría, son de personas respetuosas de la ley y sin ningún fin distinto a trabajar con honradez y esfuerzo para conseguir un futuro mejor.

De otro lado, el término intercambio ubica a los secuestrados como simple mercancía para el trueque, autorizando el ominoso tratamiento y lo que es peor, premiando la acción criminal de los terroristas secuestradores, no con el castigo que la ley y la sociedad exigimos, sino con la reincorporación de combatientes a la acción terrorista. De paso, el intercambio implica para las FARC que les premien el delito con el despeje de una zona del país que quedaría a su merced.

Ahora, ¿qué tiene de humanitario con más de 40 millones de colombianos que las FARC sean premiadas con el regreso de asesinos y secuestradores a sus filas? ¿Qué tiene de humanitario que los habitantes de dos municipios del país, Pradera y Florida en el Valle, sean expuestos a la acción criminal de las FARC?¿Es humanitario obligar a miles a padecer y a convivir con terroristas por solo 46 personas? ¿Acaso es humanitario poner por encima los intereses de 46 personas por encima de miles?

Como al Polo le gusta tanto hablar de equidad, pues enlacémonos con esa idea frente a los secuestrados. No es equitativo que el Polo, Piedad Córdoba, Hugo Chávez, los norteamericanos y Sarkozy hagan semejante “esfuerzo” para la liberación de 46 colombianos, pues solo este año, según las cifras de Fondelibertad, las FARC han secuestrado a 50 colombianos.

Esos que exigen el acuerdo para el intercambio humanitario son la evidencia de la mayor inequidad y del mayor cinismo que se pueda imaginar: ¿son más 46 que 50? Ampliemos la pregunta: ¿son más 46 que 3.134 secuestrados que hoy por hoy permanecen en cautiverio en Colombia?

Así las cosas, lo de humanitario es una farsa, pues 3.088 secuestrados no son cobijados con las actitudes “humanitarias” de los agitadores a favor de las FARC: de esos, solo en 2007, 50 colombianos están padeciendo la acción criminal sin que nadie se acuerde de ellos. ¿Es humanitario y equitativo con esos colombianos, y con sus familias, que se ejerzan presiones contra el Estado para favorecer a solo 46 personas? ¿Y de los otros quién se acuerda? Nadie. Y la razón es sencilla: son colombianos del común, gente que no tiene vitrina en los medios de comunicación y que carece de canales de interlocución con gobiernos de otros países o no resultan interesantes para las próximas elecciones en los Estados Unidos.

Otra de las mentiras que a fuerza de repetirla muchos la han comprado como verdad es que el acuerdo para el intercambio humanitario es “un paso importante hacia la pacificación de Colombia”. Uno se pregunta: ¿cómo va a influir la liberación de centenares de delincuentes en la paz del país? Parece que les falta añadir que es la paz de los sepulcros la que se puede alcanzar con el tal intercambio, pues en nada beneficia al país el hecho de liberar expertos en explosivos, secuestradores diestros, armadores de minas antipersona y simples asesinos con fusil, salvo si se considera que recrudecer las acciones terroristas y darles oxígeno ,militar y terrorista a las FARC es algo beneficioso para Colombia.

Tampoco resulta importante para la pacificación la inequidad de dejar en el monte a 3.088 colombianos los cuales en su cautiverio padecen la certeza de que sus familias se enfrentan a la indolencia del Polo, del Estado, de Piedad y de Chávez, entre otros. Es más: resulta todo un presagio la sola posición futura de los hijos de los colombianos secuestrados por las FARC.

¿Acaso Colombia olvidó los motivos iniciales que tuvieron los Castaño Gil para iniciar el derramamiento de sangre? ¿Acaso a Uribe no lo acusan de paramilitar basándose en el asesinato, por parte de las FARC, de su padre? Algunos de esos niños, los que yo denomino los hijos del secuestro, crecerán con suficiente sed de venganza contra las FARC y contra el país que les dio la espalda. Entonces, esos abandonados por la indiferencia relacionada con su baja cotización en el mercado mediático y político, serán los abanderados de una nueva escalada de sangre, destrucción y dolor: ¿Esa es la pacificación que buscan afanosamente el Polo Democrático Alternativo y los esbirros del acuerdo humanitario?

Así las cosas, la única posibilidad real que tiene la Nación es exigir la liberación INMEDIATA Y SIN CONDICIONES (ni despejes, ni simones ni sonias, ni intermediarios propagandistas) de todos los secuestrados. Esa sería la única contribución para emprender el camino de la pacificación: que el país entero les exija a las FARC la liberación sin acuerdo distinto a señalar día, hora y lugar de entrega de los cautivos… lo demás es propaganda nacional e internacional a favor de las FARC y en contra de Colombia.

Horacio dijo...

Si creo que se está ganando la guerra contra las FARC en el terreno militar. Asi es que deje su grito de voctoria a un lado mi queridos iracundos. Le daré varios ejemplos que ilustran el asunto:

1. Freno en el crecimiento del número de combatientes: hasta 2002 las FARC mostraron la tendencia de crecimiento en este asunto, pero después llegaron al estancamiento y hoy por hoy las cifras muestran decrecimiento por diferentes factores: el más importante, el alto número de deserciones, seguido de más combatientes capturados y dados de baja.


2. Repliegue: esa idea absurda la vendieron las FARC y sus amigos hace mucho tiempo, pero lo evidente es que estratégicamente ninguna organización subversiva puede mantener el repliegue por mucho tiempo y de hecho las FARC anunciaron hace dos años que terminaban con dicho repliegue, pero hasta la fecha no se ha visto ningún cambio en el accionar de las FARC. Esto demuestra que no es repliegue sino huida constante y presión para que mantengan la clandestinidad, lo que les imposibilita su ejercicio “político” y el abandono de las bases para su tarea de adoctrinamiento. A esto se suma que el huir constante y la mayor clandestinidad afectan el abastecimiento logístico y eso toca directamente la moral de sus combatientes.


3. Fase defensiva: después de la zona de despeje, las FARC quisieron escalar sus acciones a la guerra de posiciones, pero la respuesta del Estado los hizo devolverse y pasar de fase ofensiva (iniciativa para atacar a las fuerzas del Estado) a fase defensiva (perder la iniciativa de ataque y solo responder ante un ataque). Esa característica es básicamente una táctica de contención que generalmente es atacada con mayor capacidad de fuego y mayor despliegue de unidades.


4. Pérdida de cabecillas: Simón Trinidad, el Negro Acacio y JJ son, entre muchos otros, líderes de combate que han sido dejados inactivos por las fuerzas del Estado. Esto significa que dichas fuerzas tienen la capacidad, cuando hay una efectiva coordinación entre inteligencia y operaciones, para dar con los más importantes terroristas.


5. Pérdida de santuarios: La Macarena, La Julia, el cañón de Garrapatas y Cundinamarca son entre otros, los sitios que las FARC han perdido en el último tiempo por acción de las fuerzas del Estado, es decir, han perdido posiciones militares importantes para sus estrategias.


6. Terrorismo: cuando una organización de ese tipo está débil, recurre a las acciones terroristas como mecanismo para hace presencia y difundir la idea de fortaleza. Sin embargo, estratégicamente, el terrorismo es una muestra de debilidad porque requiere pocos recursos y un número mínimo de terroristas: pasaron de unidades de foco a escuadrones de bombarderos.


7. Corte de suministros: el desespero de las FARC para el despeje de Pradera y Florida en el Valle muestran la difícil situación financiera por la que están atravesando las FARC, pues necesitan presionar por el despeje de un territorio que reconocen controlado por las Fuerzas Armadas, para poder sacar sus cargas de narcóticos y recibir dinero y armas. ¿Cuándo las FARC habían exigido un despeje realmente? En la época de Pastrana simplemente quisieron escalar al control de una amplia zona del territorio nacional, cuyo manejo ya lo tenían y era simplemente la legalización, la formalización de su presencia en ausencia del Estado. Pero ahora el tema es de RECUPERAR el control para sus rutas de abastecimiento. Así las cosas, este es otro punto que demuestra debilidad.


8. Secuestro: la otra fuente de financiación ha decrecido enormemente por la acción de las fuerzas del Estado y eso repercute en el ámbito militar y estratégico, pues la anunciada presencia de las FARC en las ciudades solo fue otra de tantas bravuconadas del terrorista Jojoy.

I.R.A dijo...

Buenas Don Horacio,

Pues muy interesante e ilustrativo su largo texto que expone la derrota de la guerrilla de las FARC, la oda al "legitimo" Estado colombiano y la crítica al intercambio humanitario, pero no nos cansamos de decirle que no somos guerrilleros, y poco nos importan los "hobbies" de los paramilitares desmovilizados que andan todo el día en internet escribiendo -con mala sintaxis y ortografía- basura de la discidencia y odas al narcoparamilitar que rige actualmente la finquita nacional.

Así que, si su adoctrinamiento en la escuela "política" de las AUC se lo permite, está bienvenido a críticar nuestros planteamientos y accionar, nuestras ideas como discidencia y alternativa política y filosófica al sistema imperante, pero no a tildarnos erroneamente a las milicias farianas.

Usted, como cientos de intolerantes que hay en este país, cometen el error de reducir la oposición y la izquierda colombiana a la guerrilla de las FARC.

Por el derecho a rebelarse, a constituir una alternativa discidente y expresar descontento sin ser tildados de terroristas narcotraficantes y ser eliminados violentamente!

INSUMISIÓN REBELDÍA ANTICAPITALISMO
Barrios de Bogotá, 1 de Octubre 2007

Horacio dijo...

"pero no a tildarnos erroneamente a las milicias farianas."
Ese pedacito no me quedo claro.Quiere decir que no debo tildar de que a las milicias farianas? Porque no utiliza un apelativo mucho más adecuado, milicias faruquientas y asquerosas.
Uds son igualitos, son el mismo perro con diferente collar.
Yo aprecié su accionar en los recientes distubios que Uds protagonizaron en una universidad de provincia.Sus campamentos dentro de la universidad eran igualitos y custodiados como lo hacen sus homólogos los faruquientos. Uds son el brazo político de esas ratas del monte y me imagino que han recibido entrenamiento de combate, eso se vé a leguas.

Anónimo dijo...

Compadritos, no descalifiquen por la forma, entiendan el fondo.

Horacio dijo...

Ahhhh ahora bloquean la entrada de sus contradictores cuando dejan al descubierto sus "sanas" intenciones.
Eliminar al contrario cuando nos estorba. Estrategia propia de las ratas terroristas faruquientas. Sigan asi pelmazos.

Anónimo dijo...

prueba prueba abrir comentarios al publico no registrado prueba prueba