lunes, 10 de septiembre de 2007

11 de Septiembre, ALLENDE: NO OLVIDAMOS! LATINOAMERICA RESISTE!


Otro 11 de Septiembre. Muy distinto. Menos cercano para los que leemos estas líneas, generalmente nacidos con posterioridad al acontecimiento, que aquel otro 11S que vivimos en directo a través de la televisión.

Corría 1973. El presidente electo de Chile, Salvador Allende, se encontraba en el Palacio presidencial rodeado por fuerzas militares que le instaban a rendirse y a desalojar el lugar. A cargo del Golpe de Estado estaba el general Augusto Pinochet, en quien había depositado meses atrás su confianza el presidente ahora asediado.

Allende, rodeado únicamente por sus más cercanos colaboradores, se opuso a aceptar la rendición. Aviones y tanques militares comenzaron entonces el ataque, apenas respondido por algunos francotiradores leales al presidente que permanecían apostados en los edificios colindantes.

En un gesto histórico y cargado de valor, Allende dio un último discurso, difundido por radio, que terminaba con un grito de esperanza al pueblo chileno: “Más temprano que tarde se abrirán las grandes alamedas por donde pasará el hombre libre para construir una sociedad mejor”.
Seguidamente y forzado por la situación, Allende rindió el país ante los militares golpistas, dirigiéndose después hasta una habitación del palacio presidencial. Allí se suicidaría con el fúsil AK-47 que le había regalado Fidel Castro, muriendo también con él la democracia en Chile.

Los militares habían acabado con la esperanza de un pueblo, y daban paso a un período de terror y represión que duraría diecisiete años. El general Pinochet, reconocido seguidor de Franco, perseguiría, torturaría y mataría a miles de opositores y simpatizantes socialistas, comunistas, anarquistas, intelectuales y poetas. El cantautor Victor Jara sería asesinado el 16 de septiembre de 1973.

El golpe de Estado fue orquestado por los servicios de inteligencia de Estados Unidos, quienes además financiaban a los grupos terroristas de extrema derecha. Con posterioridad al golpe, y aprovechando la dictadura, se encargaría a economistas estadounidenses, y partidarios de un capitalismo feroz, desarrollar las políticas económicas del país. El liberal V. Hayek estaba contento, y en una revista chilena ocho años después reconocería que la dictadura “puede ser necesaria para un periodo de transición. A veces es necesario para una nación alguna forma de poder dictatorial” (El Mercurio de Chile (Abril 12, 1981)).

Recordemos esta historia, si es posible con rabia, cuando este 11 de septiembre se rememoren únicamente otro tipo de acontecimientos. Vemos, impotentes, cómo la reacción acabó con una experiencia anticapitalista latinoamericana surgida del sistema democrático que prometía alternativas de poder popular.
.
.
Abajo, en la sección de videos, se puede oír el ultimo discurso de Salvador Allende, el Compañero Presidente.
"Siembra rebeldías, Cosecha libertades."
I.R.A. Unal.

4 comentarios:

ERAGON dijo...

Siembra reveldías y conquistaras violencia y muerte.
Un ciudadano libre y no adoctrinado por la basura comunista.

I.R.A dijo...

Ni adoctrinado por la basura comunista ni por ningún tipo de institucion educativa al parecer.
Rebeldías es con b, b larga, b labial, b de burro.
Afortunadamente en la historia de la humanidad ha habido rebeldes que como Simón Bolívar, el Che, Marat, Renoir (para no quedarnos en el plano político), Copérnico, Pasteur, Allende -y la lista es larga- han luchado por construir un mundo mejor y no se han quedado con lo que su sociedad les dictaba.

Viva Allende y todos aquellos que luchamos por una vida nueva.

ERAGON dijo...

Tiene toda la razón rebeldía es con B de burro, como Uds. La rebeldía con barbarie com la de las Farc? Bonita proposición de sistema hacen Uds.
Hummmmm salimos de Gautemala para meternos en Guatepeor?
La historia del comunismo esta llena de sangre del pueblo.
Porque ocultan lo sucedido en Cambodia, porque ocultan a uno de los asesinos más grandes de la historia, a su Pol-Pot.?
Porque no seguimos la filosofía de un lider carismatico com Petro que no comulga con las extremas (paracos o faruquientos?
Los democratas como yo no permitiremos que ratas infiltradas como Uds, sigan adoctrinando jovenes, nuestra pluma sera nuestra mejor arma.
Aqui estaremos debatiendo sus sandeces.

Horacio dijo...

Hacer la revolución no es realizar una combinación anárquica de formas de lucha con holocaustos incoherentes, sacrificios indiscriminados y actos delincuenciales en nombre de ideas abstractas, dogmatismos anacrónicos y mesianismos utópicos. Es combatir con audacia e inteligencia la injusticia y la inequidad, defendiendo valores con heroísmo, altruismo y solidaridad. Hoy, a nadie le importa el discurso mentiroso estalinista, troskita o maoísta, lo que vale es la lucha contra toda forma de violencia.