sábado, 10 de abril de 2010

EE.UU. plantea instalación de bases en Brasil y Perú en respuesta a visita de premier ruso a Venezuela


El imperialismo es cada vez más agudo. Ya no se trata de imperialismo comercial o diplomático, ahora es la cara más cruda, la militar. Primero Colombia, luego Brasil, Peru y Panamá. Esperamos que cuando despierten estos gobiernos entreguistas no sea demasiado tarde para nosotros.


La periodista Eva Golinger señaló que Estados Unidos planea instalar nuevas bases militares en Brasil y Perú en respuesta a la visita del Primer Ministro de Rusia Vladimir Putin a Venezuela este viernes, con la que se prevé se concrete la firma de acuerdos para incrementar las capacidades de defensa del Gobierno venezolano.

En un artículo, Golinger indicó que aunque voceros del Pentágono han afirmado que las maniobras militares en la región es rutinaria, "la presencia militar estadounidense ha ido incrementando de manera alarmante en el hemisferio desde el año 2006, cuando Venezuela entró en una relación en materia de defensa con Rusia".

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, anunció que para este mes de abril visitaría a Brasil para concretar planes de crear en Río de Janeiro (sur) una base militar conjunta para "vigilar el tráfico de drogas en la región (...) una cooperación multinacional contra el tráfico de drogas y el terrorismo".

Esta base formaría parte de un eje entre Estados Unidos, Portugal y Brasil, y cubriría la zona del Atlántico Sur, señaló la periodista.

Asimismo, comentó que la semana pasada, el embajador de Washington en Colombia, William Brownfield, reveló que su país ya estaba firmando acuerdos militares con otros dos países latinoamericanos.

Brownfield se negó a revelar los nombres de las dos naciones con los cuales, según él, "ya estaban listos" los acuerdos que permitirán una expansión militarista de Estados Unidos en la región.

Golinger manifestó que la presencia militar de Estados Unidos en Amérca Latina "evidencia las intenciones de recuperar su poder y dominación en una de las regiones más ricas en recursos estratégicos del mundo".

El pasado mes de octubre, Colombia y Estados Unidos firmaron un acuerdo militar para instalar siete bases militares en territorio colombiano.

Este acuerdo causó preocupación en diferentes países de Latinoamérica, al considerar que la presencia militar estadounidense en la región pone en peligro la soberanía, paz y tranquilidad de las naciones.

Un documento oficial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos de mayo 2009, explicaba que Washington necesitaba asegurar la presencia en Colombia para realizar operaciones militares de "amplio espectro" por toda Suramérica, y para "combatir la constante amenaza de los gobiernos anti-estadounidenses en la región".

También fue concretado a finales de 2009 un acuerdo entre Washington y Panamá para establecer 11 bases militares operativas para "luchar contra el narcotráfico".

Por otro lado, las bases de Washington en Aruba y Curazao, islas que forman parte del Reino de Holanda, han sido utilizadas durante los últimos años para intimidar y provocar a Venezuela, señaló la periodista.

Puntualizó que "el gobierno holandés ha promovido una campaña contra el gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, intentando demostrar que Venezuela tiene planes de invadir a las islas neerlandesas (Aruba, Bonaire y Curazao)", acusaciones que el Gobierno venezolano ha rechazado de manera contundente.
Telesur

1 comentario:

punky! dijo...

hay q decir basta a este puto imperialismo!!!!
resistencia yaaa!!!